Listography

13.9.13

Madrugadas que proliferan en Universos Conspiratorios (I)

Quien me iba a decir salvo Satán 
que detrás de esa puerta me escuchaban los demonios más salvajes y que, 
a raíz de lo que odiara, querrían tejer mi destino, 
para poder disfrutar de tres carcajadas, 
viendo como un peón más en su piel,
moría de ganas de hacer algo...que era físicamente imposible, 
porque a un estúpido <> se le ocurrió la magnífica idea.
¡QUIÉN ME IBA A DECIR!
 Que me riera de ellos de la manera más vil y cruel, 
haciéndoles besar su propio mundo, su arena, su tierra, su basto infierno,
golpeándoles con todas mis ganas, 
cuando por fin, 
encontré tu mirada.

No puedo explicar el placer que se siente, 
al poder mirar desde unas pestañas que no son las tuyas, 

Es absolutamente imposible, explicar el placer que se siente,
al tener velas como motor, y que solo determinado oxígeno sea el que las mueva.

Yo sabía que el suelo besa jodidamente bien, 
pero joder, ¿Tan patético teníais que ser?
Ahora que ya solo su espalda es quien me escucha detrás la puerta,
puedo reírme yo de vuestros oídos que se pegaban a la mía
y esos arañazos que queriendo, me hacíais en el Alma,
No son más que otra entrada para el océano que lleva,
en su mirada.




3 comentarios:

  1. Hay cosas que pasan a un segundo plano cuando quedan difuminadas por el primero y más importante.
    Y ya se sabe, que quien ríe el último, ríe mejor.
    No haber tenido tiempo para leerte pesa, me encantan tus textos *_* Así que ya sabes, te leo!

    Un beso!

    <3

    EMME

    ResponderEliminar
  2. sinceramente me gustaría conocerte :) te invito si tu quieres a leer mi blog también escribo prosa y me gusta tu manera de describir las cosas mas cotidianas con palabras y metáforas que avivan mas aun tu propia prosa

    ResponderEliminar
  3. http://escritoenpapeldeprosa.blogspot.com.es/ se me a olvidado este es mi blog gracias y sigue asi

    ResponderEliminar