Listography

7.6.13

La triste pero interminable historia del viento y el perfume.

A veces recuerdo aquella historia de como el viento se enamoró del perfume.
De como cuando este llegaba, e inundaba la calle y el corazón de las personas con su presencia, el viento lo subía en su lomo y juntos recorrían el planeta.
Y como cuando el perfume ya no pertenecía a ningún alma, aquel lo hacía eternamente suyo, sin importar si era de día de noche, si hacía frío o calor.
Recuerdo también lo que sintió cuando bailaron sobre el mar, causando una total sinfonía con el pasar de las nubes que reían, curiosas.
Y finalmente, de como se miraron directamente a los ojos, el perfume pereciendo y el viento enfureciéndose con su destino.

Dicen que desde entonces, a veces se despierta con dulces ráfagas, y mientras el corazón le reclama su vacío, este acaricia todo cabello, manos y narices posibles, buscando en cada milímetro del planeta, 
aquello que lo cautivó una vez, 
haciéndose preso de las flores que marchitaron en invierno. 

1 comentario:

  1. Quizá en algún momento vuelva a encontrarlo. O baile con una nueva fragancia, olvidándose de todo lo demás.
    Te leo :)

    Un beso!

    <3

    EMME

    ResponderEliminar