Listography

1.5.13

La sirena que enredó sus cabellos entre tus labios y tu cuello.

Abre los ojos y mírate, míranos. ¿Quién será la que acaricie tus pies hasta que te duermas?
Dímelo tú, ¿Quién te va a mirar con tanto amor? ¿A besar, con tanta pasión, a querer tanto que hasta duela en el corazón? La verdad no creo que haya nadie capaz de hacerte el amor cada noche, como lo hago yo. Navego por el surco de tus pestañas cada mañana y veo el atardecer sentada en el borde de tus labios. 
Siento cada mirada tuya sobre mi como una bendición que me cubre el alma.
Camino sobre tu ombligo como si paseara entre praderas de plumas suaves.

Mírate, míranos. Somos intocables entre los astros de este universo, 
suelo observarte por la rendija de nuestro planeta.
Tocamos la arena del fondo, y te hago resurgir como un viejo Leviatán.
Soy la sirena que enredó su cabello entre tus labios y tu cuello, 
te dio un beso fugaz en la mejilla, y la que nunca se marchó.

Flotas entre las llemas de mis dedos...


2 comentarios:

  1. Qué texto más frágil. Es como si sintiese el tacto leve del algodón resbalando entre mis dedos. Es una comparación algo rara, supongo, pero es lo que siento. Es un texto de terciopelo.

    <3

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu blog, tus entradas, ¡todo!
    Saludos desde http://le-reve-couleur.blogspot.com/
    pasate si puedes (:

    ResponderEliminar