Listography

7.10.11

Una pequeña parte de la felicidad puede estar encerrada en un trozo de pan. Otra, en perder la noción del tiempo. Y la última, contigo.

Una mesa, una vela, dos copas de vino, Él y Ella. Músicos, ella toca el arpa, el su guitarra. Sus labios. Ella mira la copa de vino tinto, roble del 92, sangriento. Sus labios son rojos como el infierno, y él la observa. Acerca la copa lentamente, sonríe, bebe un sorbo, y al despegar los labios, la historia de algunos besos quedan plasmados en la frágil copa.

Tumbados, besados, suaves, Ella toca su espalda como si fuera el mejor arpa que hubiese tocado nunca, y Él creaba melodías con cada beso que le robaba, las cantaba con su pelo. 
Ellos eran músicos de verdad.
Un amor de verdad.




3 comentarios:

  1. Que bonito enserio. He visto la escena en mi cabeza y pone los pelos de punta. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Precioso (y la última frase es genial!)
    Eran músicos enamorados de las canciones que creaban sus caricias :)
    Un beso enorme, me ha encantado^^

    ResponderEliminar
  3. Precioso (L) ! Me ha encantado de verdad. Escribes de tal forma que consigues trasladarme a la situacion exacta.
    Besoss :)

    ResponderEliminar